Tips para Buscar Empleo

La búsqueda de empleo no es fácil.

No solo hace que inviertas una gran cantidad de tiempo
y energía en la búsqueda e investigación de las empresas,
también genera frustración, porque tardan en llamarte
o no recibes tantas llamadas para entrevistas como te gustaría.

Prepárate mentalmente

Una de las cosas que muchos expertos mencionan es que buscar empleo genera frustración y que los candidatos de larga duración, aquellos que llevan muchos meses o años buscando trabajo, pueden incluso desarrollar episodios de tristeza y también inseguridades. 

Pero para afrontar esta nueva etapa, es necesario que aprendas a relativizar y centres los esfuerzos en aquello que te aporta. 

El trabajo, aunque necesario para vivir, no deja de ser un aspecto más de la vida. No eres un desempleado, estás desempleado. Esta diferenciación lingüística es importante porque “estar” significa que es una situación temporal, mientras que “ser”, forma parte de ti y da sensación de permanencia.  

Hay expertos y psicólogos focalizados en este tema que pueden ayudarte a superar esta etapa. Una vez aceptado ese aspecto de temporalidad, es momento de ponerse a buscar. 

Ten un objetivo

No es recomendable empezar a aplicar a todas las ofertas que veas. Es importante saber cuál es el objetivo que quieres conseguir en esta etapa de tu carrera profesional. 

Para ello, debes decidir qué es lo que quieres: tipo de empleo, responsabilidad en la empresa, prestaciones, oportunidades de crecimiento… la lista de aspectos a considerar plantea mucha reflexión.

Y en relación con lo que decidas, lo que sigue es empezar a aplicar a aquellas vacantes que cumplan realmente con lo que quieres. 

Hay que ser realista, no puedes querer ser gerente de una empresa si por ejemplo no tienes experiencia en dirección de equipos. Tampoco puedes pretender ser médico si no has estudiado la carrera de medicina. 

Así que con tu CV en mano, piensa realmente qué retos laborales quieres en tu próxima etapa laboral y postula solamente si la oferta concuerda con ello. 

Habla de trabajo

Siempre comentamos lo importante que es hacer networking (o redes de contactos), no solo cuando buscas empleo. Pero en una situación de desempleo, es necesario hablar de trabajo diariamente. 

Participa en foros o charlas, asiste a clases de formación y a eventos; todo relacionado con el sector en el que has desarrollado tu carrera o en el que quieres trabajar.

Entablar relación con personas relacionadas con el mismo ámbito laboral te puede ayudar a conocer vacantes de empleo y también darte ideas o inspirarte para cuando puedas implementarlas en el nuevo trabajo. 

Intercambia conocimientos, haz colaboraciones… hacer networking no solo se trata de intercambiar tarjetas. Esas nuevas personas que conoces pueden recomendarte en sus empresas, ¡nunca sabes quién puede ayudarte! 

Búsqueda en redes sociales

Las redes sociales también son útiles para encontrar empleo. Los reclutadores las usan para publicar ofertas y también para contactar con candidatos y revisar sus perfiles.

 

Revisa tus redes, debes tener los perfiles actualizados, con una buena presentación y sin comentarios negativos. 

Consigue herramientas útiles

Otra forma efectiva de buscar empleo es usar las bolsas de trabajo y las herramientas que tiene a su disposición para ayudarte en este proceso complejo. 

Tener mal tu perfil en alguna de las bolsas de trabajo en línea puede ser uno de los motivos principales por los cuales no te llaman, ya que el reclutador ve todos tus datos en un formato erróneo.

Te recomiendo que revises bien que cada dato está en el sitio que le corresponde.  Una vez aclarado este punto, dispones de la posibilidad de crear alertas de empleo para que te lleguen directamente al correo o bien puedes recibir anuncios de empleo a través del sistema de mensajes de Facebook. 

Puedes ser seguidor de las empresas en el portal y recibir de este modo las notificaciones cuando una de esas empresas en tu lista de TOP10 publique una nueva vacante. De este modo podrás ser de los primeros en postular.

Un buen currículum y una gran carta de presentación

No hay posibilidad de encontrar empleo si no dispones de un buen currículum.

Un CV bien redactado, con un formato actual, con todas las experiencias laborales determinantes para tu carrera, con un apartado para las habilidades y también con una apariencia atractiva.

Muchas veces, algunos profesionales que cuentan con todas las habilidades para ocupar ciertos puestos son descartados por culpa de un mal currículum vitae. 

Es necesario que tu currículo sea capaz de mostrar a la empresa que eres el candidato ideal para cubrir su necesidad.

Cuéntales quién eres, qué te motiva y por qué quieres ese empleo. Puede que ese documento le ayude a disipar algunas dudas que le hayan quedado tras leer tu currículum.

Fórmate continuamente

Estar en una situación de desempleo no significa que tengas que dejar de lado tu formación profesional, al contrario.

Aprovecha este periodo para profundizar tus conocimientos o descubrir temas nuevos que pueden ayudarte en tu vida laboral. 

La formación es esencial para ir escalando posiciones en la carrera profesional. Hay cursos online o presenciales que te ayudarán a mantener tus conocimientos actualizados y la mente abierta para nuevas ideas. 

Pasatiempos y voluntariado

Te puede parecer raro que incluyamos esto en nuestros consejos. Pero no lo es.

Hay hobbies y voluntariados que pueden ayudarte a desarrollar habilidades blandas que te sirvan en el entorno laboral. 

Además, la concentración y hacer algo que realmente te guste hará que sobrellevar este tiempo estresante de búsqueda de empleo sea mucho más fácil.

La mayoría de estas herramientas son gratuitas.
¡Llama ahora!
Si requieres mas ayuda,
marca el 01800 CARITAS